Trámites de mudanza de proveedor de luz y gas

¿Te ha tocado mudarte y no sabes cómo están los servicios en tu nuevo hogar? Pues en este artículo, te haremos saber todo lo que debes tener presente si es tu caso, porque recuerda que los trámites de mudanza pueden resultar un poco complejos si los desconoces.

Ahora bien, si ya has decidido mudarte, ¿qué haces con tu contrato actual de electricidad y gas natural de tener ambos? y además qué hacer si desconoces el estatus del contrato de ambos servicios a donde llegarás. Todas estas interrogantes no deben pasar a un segundo plano, pues debes tener en cuenta que los trámites de mudanza de tu proveedor de luz y gas, si así lo quisieras, requieren de ciertas atenciones.

Trámites mudanza, cambio proveedor, proveedor luz y gas

Qué trámites de mudanza de proveedor de luz y gas importan más

Entre todos los trámites de mudanza de tu proveedor de servicios, no existe un nivel de importancia por así decirlo, más bien es un orden de aplicación. Es decir, recordando los trámites más comunes, la baja del servicio, el alta del servicio, el cambio de titularidad, cambio de compañía y los cambios de tarifa, lo que debes preguntarte es, cuáles puedes hacer y cuáles no.

Pues de aquí en adelante lo sabrás todo, sin embargo, primero debes saber que significa cada trámite y que requisitos necesitas para poder solicitarlos, además de su orden de solicitud.

Baja del contrato

Darse de baja es el trámite de mudanza más pensado para realizar, pues supone dejar sin el servicio eléctrico y gas la vivienda, además de hacer entrega de los respectivos contadores. En resumen, dar la baja del servicio supone cancelar por completo el contrato y hacer entrega total de los equipos, dejando prácticamente inhabitable la vivienda.

En este caso lo que debes tener en cuenta, es si la vivienda era propia, alquilada y su futuro próximo con los siguientes habitantes. Esto se debe a que darse de baja es gratuito, pero si los futuros habitantes tuvieran que darse de alta, este servicio es pago, y algunas veces un poco costoso.

También hay que tomar en cuenta la titularidad y condiciones en las que recibiste la vivienda, la idea es evitar costes mayores innecesarios tanto para ti que dejas la vivienda, como para el próximo dueño.

Alta del contrato

Este proceso supone que la vivienda no posee los servicios y se quieren solicitar, lo cual requiere de los datos de identificación del solicitante, contrato de arrendamiento o compra y datos de domiciliación bancaria y tarifa de acceso a elegir. Con estos simples requisitos, puedes solicitar tu alta del servicio, obteniendo visitas técnicas, que inspeccionarán tu instalación eléctrica o de gas, y de pasar todas las pruebas, hacer instalación del contador para ya disfrutar de los servicios.

Cambios en titularidad, compañía y tarifas

Estos trámites son mucho más sencillos, y dependen en tanto de cada compañía y como sea su servicio de atención al cliente. Todas las compañías reconocidas, cuentan con portales online, con servicio de atención al cliente, lo que facilita estas gestiones. Además, algunas permiten hacer por completo estas solicitudes dentro de sus portales sin necesidad de hacer una visita física a las instalaciones para confirmar la gestión, sin embargo, otras requieren que se confirme de forma personal.

Ahora bien, entre los requisitos necesarios, se encuentran el DNI o pasaporte, contratos de arrendamiento, datos bancarios, lectura actual de los contadores y factura antigua. Por otro lado, Para cambiar de compañía hay procesos de finalización de contrato sin necesidad de dar la baja a los servicios, igual depende de cada compañía, de igual manera sucede con el cambio de tarifas, son procesos internos de cada compañía y pueden cambiar un poco dependiendo de cada una de ellas.

Otros temas relacionados son los trámites de mudanza de 3 meses de antelación, con 1 mes de antelación o con una semana de antelación trámites para mudanzas al extranjero o mudanzas profesionales.

Trámites mudanza, cambio proveedor, proveedor luz y gas

Qué te recomendamos hacer al mudarte

Entre las recomendaciones que podemos darte para que no malgastes tu dinero, son las siguientes, trata de conocer el futuro próximo que tendrá la vivienda antes de dejarla, y si no conoces su futuro uso, o el tiempo que pasará deshabitada, además de saber que si es otro titular quien paga las facturas en el caso de un alquiler, te recomendamos dar de baja el servicio, pues seguirás pagando las facturas el tiempo que este deshabitada.

También, trata de conocer el estatus actual de la vivienda en la que habitarás, darse de alta es un proceso que puede tardar hasta 15 días, de surgir problemas, y pasar este tiempo sin los servicios es crítico. Así pues, tratar de tener todos los servicios a tu nombre es lo fundamental.

Cuánto tardan estos trámites de mudanza de los proveedores de servicio

El trámite que más puede tardar es darse de alta en algunos de los servicios, pues requiere visitas técnicas y revisiones, además de la corroboración de la información que has entregado a la compañía seleccionada. Este proceso habitualmente dura 5 días hábiles, pudiéndose extender hasta 15 días, según han expresado usuarios en encuestas realizadas en algunas páginas reconocidas.

Otros trámites como darse de baja, cambio de tarifa, cambios de domiciliación, pueden durar máximo 3 días hábiles mientras se corrobora la información suministrada.

Errores comunes a la hora de mudarte

Algunos usuarios al desconocer la función de cada trámite de mudanza de tu proveedor de servicio, pueden dejar la vivienda con el servicio tanto eléctrico como gas con estatus activo, y si tienen domiciliada al banco, la factura mes a mes será cobrada aunque no estés habitando en dicha vivienda.

Es por esto que es muy importante dejar las cuentas claras, y así no perder ni un centavo en nada que sea innecesario, sobre todo en tiempos de ahorro tanto energético como monetario.

No dejes nada al azar

Recuerda que es muy importante dejar todo bien claro, conocer de antemano los estatus con que dejarás tu actual vivienda, y a la que te mudarás, hacer lo más pronto posible los cambios necesarios, altas y bajas de servicio, en fin, adelantarte a todos los hechos, y además estar bien instruido sobre los procesos. También, es importante conocer las tarifas de cada empresa que pueden variar entre ciudades, comparar es muy importante.